Crónicas Pajareras

7 pasos para blindar tu Instagram de hackers y crackers (Historia de una tragedia digital)

7 pasos para blindar tu Instagram de hackers y crackers

Toda agencia tiene aventuras y desventuras, y La Máquina de Hacer Pájaros no es la excepción. Para probarlo, acá les tengo otra anécdota, acompañada de un amistoso consejo.

Recientemente hackearon nuestra cuenta de Instagram (sí, en casa de herrero, cuchillo de palo), y aprendimos por las malas a mantener los mismos criterios de seguridad que usamos en las cuentas de redes sociales de clientes, en nuestras propias cuentas.

Para comenzar permítanme decirles que, más importante que buscar culpables, es resolver el problema. Deben reconocer que no tienen certeza de lo que puede suceder si su cuenta cae en manos equivocadas; así que, antes de apuntar el dedo hacia alguien, apúntenlo a su teclado y rescaten lo rescatable.

Ahora, les contaré un poco sobre lo que pueden hacer para mejorar la seguridad del su Instagram, y asegurarse de que esto no les suceda nunca (o de nuevo)

1.- Utilizar una contraseña fuerte, que incluya números, letras y símbolos. Si crees que tendrás problemas para recordarla, puedes sustituir algunas letras por los números más parecidos a ellas; por ejemplo, las «E» por los «3», las «A» por los «4», las «I» por los «1», las «G» por los «6» y las «O» por los «0», de modo que algo como 3st43sm1cl4v3s3cr3t4** pueda ser memorizado por ti, pero no por un extraño.

2.- No uses fechas de fundación, nombres personales ni nada que pueda ser identificado fácilmente por hackers. Y, por cierto, si eres Community Manager y tu cliente tiene una clave débil, recomiéndale que la cambie; cualquiera está expuesto a una hackeada maliciosa.

3.- Ponle una clave segura a los dispositivos en los que tienes tus cuentas activas. Sabemos que la seguridad puede ser incómoda y hacerte perder tiempo, pero proteger tu información siempre lo vale.

4.- Guarda tus claves de redes sociales en una aplicación de administración de contraseñas. Por ejemplo, Keepass o Last Pass, ambas están disponibles para PC y Android. NUNCA GUARDES TUS CLAVES EN DROPBOX O EN DRIVE.

5.- Configura la confirmación de dos pasos en tu cuenta de Instagram, para que no pueda ser abierto en dispositivos no registrados. Tal vez esto también resulte engorroso, pero podrías arrepentirte de no haberlo hecho si tu cuenta corre peligro alguna vez.

6.- Revisa que la dirección de correo electrónico y el número de teléfono de recuperación de tus cuentas están actualizados, y que tú y tu cliente tienen acceso a ellos.

7.- Activa la configuración de dos pasos a tu correo electrónico asociado, el cambio de clave de Instagram sólo es posible con acceso a tu correo o a tu número de teléfono.

Para cerrar, acá te dejo un consejo de regalo: usa el sentido común. Si trabajas son redes sociales y varias personas utilizan tus claves, cámbialas periódicamente (utilizando todos los criterios anteriores); y no cometas el mismo error que nosotros, al no incluir nuestra cuenta en la ecuación de seguridad de nuestra empresa.

Aunque, podemos mirarle el lado provechoso a la situación, y es que nos encargamos de ver este resbalón como una oportunidad de tener un nuevo y fresco comienzo (sólo no se dejen llevar, no necesitan que les hackeen sus cuentas para llevar a cabo un nuevo comienzo).

Puedes visitar nuestra nueva cuenta de Instagram aquí y, si te gusta lo que ves, ¡súmate a nuestra creciente nueva comunidad de seguidores! Por allá te esperamos.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Ir Arriba